Contents limits

Estadística Mercantil 2011

Friday, 30 March 2012

Como es habitual cada año, el Colegio de Registradores presenta su Estadística Mercantil anual, que recoge una estadística transaccional de los principales hechos societarios inscribibles en los Registros Mercantiles del  territorio nacional. Esta estadística nos muestra diferentes magnitudes que representan la evolución del tejido empresarial español (constituciones, extinciones, dominios inscritos); indicadores de capitalización (ampliaciones/reducciones de capital y emisiones de obligaciones); operaciones corporativas (fusiones y escisiones); procedimientos concursales; declaraciones y pérdidas de unipersonalidad; órganos de administración (consejo y administradores); y por último depósitos de cuentas. Durante 2011 se pueden destacar los aspectos siguientes:

Sobre el tejido empresarial, si en 2010 la tendencia decreciente en el número de constituciones de los años anteriores se “reconducía” con un leve repunte del 1,56%, esta recuperación se consolida con un crecimiento del 5,89% en 2011, año en el que se superaron las 85.000 constituciones. Aunque todavía se  mantiene el nivel más bajo de los últimos quince años, parece apuntar una pequeña recuperación del “suelo” que alcanzamos en 2009 con menos de 80.000 constituciones.

Los datos anteriores confirman un año más la correlación entre las constituciones y el crecimiento de la inversión y el PIB nacional. En los años en los que tanto la formación bruta de capital fijo como el PIB han decrecido, la creación de nuevas sociedades ha disminuido en consonancia. A partir de 2010, con la recuperación en la inversión en bienes de equipo y leves repuntes del PIB, ha sido posible recuperar también el crecimiento en el número de nuevas sociedades constituidas, aunque siempre en cifras muy moderadas y en los niveles de mínimos de hace una década.

Durante 2011 ha continuado la senda legislativa para la reducción de cargas administrativas de las sociedades mercantiles. En este sentido se puede destacar la Ley 25/2011 de 1 de agosto que, entre otra serie de medidas para agilizar el tráfico mercantil, indica la supresión de la obligación de publicación en el BORME de los anuncios de convocatoria, salvo ciertos casos, y también la eliminación de la obligatoriedad de publicar en el mismo el cumplimiento de la obligación del depósito de cuentas,  con el consiguiente ahorro de costes y trámites para las empresas españolas. Asimismo se puede resaltar que el Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, estableció determinadas condiciones para inscribir en el registro mercantil sociedades limitadas en 3 días e incluso en 7 horas en algunos supuestos, utilizando medios telemáticos.

El resultado ha sido que un 15% de las sociedades limitadas (son el 98,6% de las que se crean), se han beneficiado de estos rápidos plazos para su inscripción registral. Las sociedades anónimas siguen disminuyendo paulatinamente su participación relativa, suponiendo en 2011 tan solo el 0,8% (0,9% en 2010) del total. Otras formas sociales continúan siendo minoritarias y representaron tan solo el 0,6% restante.

En cuanto a la estructura de los órganos de control societarios, durante 2011 la estructura del órgano de administración en las sociedades anónimas, fue el consejo de administración en los 2/3 del total, seguido por el administrador único, con el 16%. En caso de tratarse de una sociedad limitada, es el administrador único el órgano de administración más habitual, 36% de los casos, seguido por el consejo de administración (28%).

Las extinciones de sociedades sufren un repunte importante, casi del 6%, en 2011, rompiendo la aparentemente suave senda de descenso iniciada en 2008, llegando casi al máximo histórico de 2007. Sin embargo, dado que el número de constituciones también ha aumentado en 2011 casi un 6%, se mantiene la proporción del 25% de extinciones sobre estas últimas, proporción históricamente alta y estable desde comienzos de la crisis.

Como elemento relevante de coyuntura económica, hablaremos a continuación de los indicadores de capitalización, comenzando por las ampliaciones de capital. En 2011, se rompe la tendencia de años anteriores, aumentando tanto en número, 5,6%, como en capital suscrito total, 79%. Este aumento tan importante en el capital suscrito es especialmente notable en las sociedades anónimas, que pasan de un aumento medio por operación de 5,3 millones de euros en 2010 a  13 millones en 2011. Las limitadas siguen la misma tendencia, aumentando tanto su número, 6,8%, como el capital medio suscrito por operación, desde los 750.000 euros en 2010 a los 887.000 en 2011, es decir, un incremento de más del 18%.

El siguiente de los indicadores es el de las reducciones de capital, que si en 2010 aumentaban de forma moderada, 2,17%, en 2011 parece que lo hacen con mayor intensidad, un 7%, pasando de 5.879 en 2010 a 6.292 el pasado año. En lo relativo al importe del capital reducido los cambios son pronunciados y en el mismo sentido, aumentando el volumen de capital reducido el 21,2 % con relación a 2010.

Como indicadores de cambios estructurales, presentamos las dos operaciones corporativas más comunes, fusiones y escisiones. En el caso de las fusiones, se mantiene el absoluto predominio tradicional de aquellas que son por absorción (1.784 frente a 32 por unión) aumentando un 3,4% sobre la cifra de 2010, donde se fusionaron 1.724. En cuanto a las escisiones, las totales sufren un descenso del 16%, pasando de 149 a 125 y las parciales aumentan el 35%, de 286 en 2010 a 386 en 2011.

En la actual situación económica cobran especial importancia los concursos de acreedores protagonizados por las entidades que recurren a esta figura jurídica de protección por no poder afrontar sus pagos y para tratar de continuar con su actividad o liquidarla de la forma más ordenada posible. En 2011 los concursos de sociedades mercantiles aumentaron un 13% sobre 2010 hasta llegar a superar la barrera de los 5.000 concursos, desgraciadamente en cifras de record histórico.

Respecto al depósito de cuentas, otro indicador indirecto de actividad, las cifras se mantienen estables con relación a 2010, habiéndose presentado 1.158.586 depósitos, cifra muy similar a 2010. Analizando el uso de la tecnología aplicada a la presentación de las cuentas, los depósitos digitales siguen aumentando de nuevo su proporción en el total presentado. Si en 2010 ya suponían más del 72% del total, en 2011, consolidada la ampliación del abanico de firmas electrónicas admitidas por los Registradores y la utilización obligatoria del nuevo estándar de datos financieros digitales llamado XBRL, han llegado a superar el 75% del total de depósitos presentados, creciendo especialmente los depósitos por vía telemática, que han supuesto más de 450.000 en el último año.

La Estadística Mercantil 2011 se encuentra disponible en:

https://www.registradores.org/estaticasm/Estadistica/Estadisticas_mercantiles.htm
 

Itzuli

Contents limits
itxi